martes, 22 de octubre de 2013

Nocilla - Para la merienda literaria

Se acaba de publicar completa la trilogía de Fernández Mallo como Proyecto Nocilla y lo cierto es que este tipo tiene tirón y hechuras de artista de diario secreto. Ensayista, escritor, músico, poeta, y humano, dispuesto a salir de la tarta a la mínima. La narrativa de vanguardia es compleja, como la pintura, la música  u otra de las que muy a pesar de algunos siguen formando parte de las bellas artes. Para más detalles, se trata de un científico de formación que aplica o ha aplicado su saber, manejando los principios de la física como preciso hacedor, al servicio de la vida. Como literato su obra arrastra el oficio de un escribidor que no duda en tirar de Tractatus, que es donde yo me quedo, en el punto 7. 






 Prólogo de Julio Ortega

Por primera vez reunida en un solo volumen la trilogía que cambió la historia de la literatura española

Un ambicioso proyecto en el que el Arte, con mayúsculas, toma la palabra, encarnado en hipnóticas piezas de prosa poética y microrrelatos con el poder evocador de una vieja polaroid, con la colaboración del historietista e ilustrador Pere Joan.

«Desde que en 2006 apareció en el espacio literario de esta lengua Nocilla dream, la primera versión del Proyecto Nocilla, seguida por su reversión, Nocilla experience (2008) y por su final inversión, Nocilla lab (2009), la constelación narrativa española ya no es la misma. No porque este Proyecto de una escritura en construcción refute otras opciones sino porque su radicalismo, independencia y novedad abren un espacio extraño por poco entrevisto; en lugar de una exploración de las raíces, la memoria o el pasado, Agustín Fernández Mallo se propuso un proyecto más futurista que español: la construcción de un espacio de actualidad desbordada, allí donde la escritura no se debe a la melancolía de la nacionalidad sino a la proyección de una lengua en devenir. (...)

¿Cómo definir el asombro gratuito de la primera lectura de Nocilla dream? Cada lector lo ha hecho con entusiasmo por su propia lectura, como es natural, y por vía comparativa la ha dotado de un linaje tan ilustre como actual. La suma del Proyecto nos permite verla hoy (y el término es inexhausto) como una primera lectura reiterada: siempre es otro objeto, con otra ruta de acceso.»
Julio Ortega

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada